MARINO 

Los acuarios de peces pueden ser de varios tipos. Ya no solo nos referimos a la forma que tengan o a la cantidad de objetos y formas diferentes de los accesorios que contengan. Nos referimos a si son acuarios de agua salada o de agua dulce. Esta es la principal diferencia entre los peces que podemos mantener, ya que ninguno de los peces que mantengamos podrá sobrevivir de la misma forma en ambos estados salinos del agua. A la hora de hacernos con un acuario, esto es lo primero que debemos tener claro, el tipo de peces que vamos a mantener y el tipo de agua que vamos a necesitar, ya que no todos los acuarios van a servir para ambos.

  • ADITIVOS
    ADITIVOS

    Los acuarios marinos permiten una grandísima diversidad de especies de peces, pero no nos podemos quedar ahí, también tendremos en nuestros acuarios de agua salada corales y otros invertebrados que cuidaremos junto a dichos peces. En este tipo de acuarios podremos tener una gran variedad de fauna marina distinta. Y es que, pensémoslo, los océanos y mares suponen más de un 70% del total de la superficie del planeta tierra.

    Gracias a que tenemos tantísimo donde elegir, también tendremos muchas más especies que poder cuidar. Los aditivos para los acuarios marinos nos permiten de una forma fácil y sencilla tener los niveles de los compuestos necesarios para las distintas especies bien controlados con solo un poco de mantenimiento.

  • BOMBAS MARINO
    BOMBAS MARINO

    Mantener el agua en movimiento en los acuarios marinos es sumamente importante. Las bombas de agua son las encargadas de hacer que el agua fluya con más naturalidad dentro del acuario, simulando las corrientes marinas y evitando así que el agua se estanque, lo que puede producir enfermedades y parásitos dentro del agua del acuario. Si pensamos en cómo funciona la marea del mar, nos daremos cuenta de que siempre existe un flujo constante de agua que va a permitir que las aguas estén siempre oxigenadas y en su mejor condición.

  • ILUMINACIÓN MARINO
    ILUMINACIÓN MARINO

    Los acuarios marinos, como el resto de los acuarios, necesitan una iluminación que simule su hábitat natural, consiguiendo un bienestar para plantas, peces u otros habitantes. Por el día, disfrutarán de una luz intensa, propia del sol en mar abierto, mientras que por la noche deberemos simular la luz lunar, tenue y con ligera claridad nocturna, para mantener su equilibrio natural. Esto significa que los acuarios marinos deben estar siempre bien iluminados, respetando las variaciones entre la intensidad que tiene la luz de día y la intensidad que tiene la luz de noche.

  • SAL
    SAL

    Quizá el elemento más importante en un acuario marino sea el más obvio, la sal. Sin sal no podremos tener un acuario marino, ya que estos requieren una concentración específica de sal para ser plenamente funcionales con los peces. Pero la sal no da simplemente unas condiciones específicas para que vivan algunos peces, sino que también ayuda a la supervivencia de corales y plantas que podamos tener, aportándoles no solo el medio idóneo para su especie y naturaleza, sino también algunos elementos fundamentales como el calcio y el estroncio, que los hará crecer más y más fuertes.

Comparar 0

No hay productos

Estar determinado Envío
0,00 € Impuesto
0,00 € Total

Precios con IVA incluido

Revisa